Gravado en arena

La maquina de chorro de arena supuso una revolución en el grabado de lapidas y provoco la sustitución de grabado de lapidas mediante pantógrafo.

Esta máquina expulsa un chorro de arena con aire comprimido que al chocar contra la lapida de granito desgasta la superficie pulida mas o menos un milímetro. Luego se aplica pintura resistente a la intemperie generalmente en color blanco o plata.

Para realizar este grabado necesitamos una plantilla impresa, que se pega sobre la lapida y sobre la que se ha ahuecado las letras cortado los contornos de letras o dibujos mediante un sistema corte automático guiado por un ordenador en una especie de impresora llamada plotter.

Este sistema de grabado y posterior pintado de la lapida arenada ha evolucionado mucho llegando en algunos casos a imitar al grabado por láser que por definición tiene mucha mas resolución y una calidad casi fotográfica.